Día contra la Contaminación Electromagnética – 24 de junio

Día contra la Contaminación Electromagnética – 24 de junio

El Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética se celebra el 24 de junio, para luchar contra las radiaciones electromagnéticas, procedentes principalmente a las redes inalámbricas (wifi).

Pretende hacer visible el problema de la exposición continua a campos electromagnéticos, la electropolución o contaminación electromagnética, provenientes de las subestaciones, líneas de alta tensión, antenas de telefonía y sistemas de telecomunicación wifi, y propulsar un cambio legislativo en las normativas que regulan este tipo de actividades.

La Plataforma Estatal contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM)  lo denomina electrohipersensibilidad, el hecho de estar expuestos a la radiación de los campos electromagnéticos.

Mediante la resolución del Consejo de Europa, se insta a los países miembros de la Unión Europea a adoptar todas las medidas razonables a su alcance, para reducir la exposición a los campos electromagnéticos.

 

Electrohipersensibilidad

 

Al margen de la comodidad y el progreso que supone poder acceder a internet desde diferentes lugares y con cualquiera de nuestros dispositivos, las redes inalámbricas pueden ser peligrosas para la salud.

Algunos de los efectos descritos por numerosos estudios científicos son el aumento del riesgo de cáncer, daños genéticos, afectaciones del sistema reproductor, déficit de aprendizaje, trastornos de memoria, afecciones neurológicas y efectos perjudiciales en el bienestar de las personas, en un sentido general, así como de otros seres vivos.

Entre esos efectos se encuentran muchos de tipo cotidiano, que en ocasiones achacamos a simple agotamiento o estrés pero que pueden estar relacionados con la radiación a la que estamos expuestos en nuestro día a día. Es lo que se denomina electrohipersensibilidad e incluye síntomas como mareos, confusión mental, palpitaciones, náuseas, cansancio, dolor de cabeza, tics o calambres.

 

Orígenes de los campos electromagnéticos

 

Los seres vivos han estado expuestos a influencias electromagnéticas desde que existen: la luz del sol, los rayos cósmicos y otras, son radiaciones naturales de diferente naturaleza. sin embargo, se sospecha únicamente a los campos creados por la acción humana.

 

Campos electromagnéticos de origen natural

 

 

Los campos electromagnéticos están presentes en todas partes, aunque son invisibles en general al ojo humano.

Se producen campos eléctricos por la acumulación de cargas eléctricas en la atmósfera asociadas a las tormentas con aparato eléctrico.​

El campo magnético terrestre hace que la aguja de una brújula se oriente en el eje norte-sur, y lo usan algunas aves y peces para su orientación.

Sin embargo, hacia principios del siglo XX, el control de la zona inferior (radiofrecuencia) del espectro electromagnético propició el inicio de una actividad productiva sobre dicho fenómeno, en particular la transmisión de sonido (radio) e imágenes (televisión).

 

Argumentos en contra

  • Un campo electromagnético no es un campo eléctrico ni es un campo magnético.
  • El campo electromagnético tampoco actúa sobre las partículas de hierro de nuestro organismo que está presente en forma agregada.
  • Los estudios que correlacionan la radiación electromagnética no ionizante con daños a la salud presentarían problemas metodológicos.
  • Falta establecer los mecanismos causales por el cual la radiación electromagnética no ionizante afecta a los seres vivos.
  • Los seres humanos hemos estado desde siempre expuestos a la irradiación solar, la que incluye irradiación en gran parte del espectro electromagnético.
  • Organismos como la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea han emitido informes que descartan que la radiación electromagnética afecte en forma alguna a la salud.

 

Argumentos a favor

 

 

Desde esta posición la investigación científica ha pasado de señalar que los efectos dañinos no solo serían posibles, sino además probables:

  • Algunos estudios poblacionales y epidemiológicos correlacionan significativamente la radiación electromagnética no ionizante con daños a la salud humana.
  • Si bien es cierto que desde siempre hemos estado expuestos a irradiación electromagnética, nunca antes en la historia de la humanidad el fenómeno ha sido tan masivo, tanto en fuentes de emisión antropogénicas(líneas eléctricas, celulares, antenas de telefonía.
  • antenas de WiMAX, WiFI, entre otros artefactos) como en duración.
  • Los estudios científicos sobre los efectos de la radiación electromagnética en las células muestran daños en el ADN causado por estrés oxidativo.
  • También existen estudios a largo plazo, hasta 40 años, que no encuentran tal relación.

 

Efectos posibles

 

Dentro de los diversos daños a la salud que se han investigado, se encuentran:

 

  • Efectos térmicos: absorción de calor; se suele considerar que un efecto es térmico si viene acompañado por un aumento de temperatura corporal de al menos un grado.
  • Náuseas y, en casos extremos (con intensidades de potencia mayores que 1000W/m²), cataratas, quemaduras y esterilidad.
  • Vienen acompañados por un aumento de temperatura. Se discute si serían causados, en caso de existir, por un mecanismo hasta hoy desconocido, o bien sigue tratándose, en última instancia, de una absorción de calor.

 

 

 

Referencias;

  • ecologistasenaccion.org
  • concienciaeco.com
  • utp.edu.co/centro-gestion-ambiental
  • irpa.net
error: Content is protected !!