Día Mundial de la Vacuna contra el Sida VIH – 18 de mayo

Día Mundial de la Vacuna contra el Sida VIH – 18 de mayo

El Día de Concientización sobre la Vacuna contra el Sida VIH se celebra el 18 de mayo.

El Día de Concientización sobre la Vacuna contra el VIH se observa cada año en reconocimiento de la labor de los muchos voluntarios, miembros de la comunidad, profesionales de salud y científicos que trabajan juntos en la preparación de una vacuna preventiva contra la infección por ese virus.

Este día ofrece también una oportunidad de educar a las comunidades con respecto a la importancia de las investigaciones sobre esta clase de vacunas.

Una vacuna preventiva inocua y eficaz de esta clase es la clave para acabar con la pandemia de infección por el VIH.

Las investigaciones de esta clase también incluyen actividades encaminadas a preparar una vacuna para el tratamiento de la infección por el VIH, llamada vacuna terapéutica.

El tratamiento con esa clase de vacuna mantendría esa infección a niveles indetectables sin necesidad de administración regular del tratamiento antirretroviral (TAR).

 

El tratamiento crónico de la infección por el VIH mediante la combinación de antirretrovirales consigue evitar la progresión de la enfermedad en la mayoría de los casos, pero no erradica la infección.

Supone un coste económico muy elevado y puede causar toxicidad.

Si se abandona el tratamiento, el virus reaparece en pocas semanas.

Por estos motivos, uno de los principales objetivos de la investigación actual es conseguir que las personas que viven con el VIH puedan dejar de tomar la medicación.

Este objetivo se puede conseguir de dos maneras: erradicando el virus del organismo o consiguiendo la llamada cura funcional, entendida como la situación en que, aunque el virus no esté totalmente eliminado del organismo, el sistema inmunitario de la persona es capaz de controlarlo sin necesidad de fármacos.

 

Con este objetivo, se estudian diversas estrategias que podrían combinarse: vacunas terapéuticas, para personas infectadas, anticuerpos, fármacos que reactiven el virus latente, etc.

Para alcanzar la cura funcional, se estudia la actividad del VIH en los reservorios, que son las células del cuerpo donde el virus permanece latente y «despierta» cuando la persona infectada deja de tomar el tratamiento.

Mientras la célula se mantiene inactiva, el reservorio viral es «invisible» para el sistema inmunitario y para el tratamiento antirretroviral, que es incapaz de detectarlo y eliminarlo.

El reservorio es el motivo por el cual hoy en día el tratamiento se debe tomar de por vida.

Hallar la manera de identificarlo, activarlo y destruirlo supondría un paso definitivo hacia la erradicación del VIH.

Un prometedor ensayo clínico con vacuna terapéutica, la que se administra en personas ya infectadas con el VIH, en las que se ha conseguido por primera vez reeducar el sistema inmunitario de 5 personas ayudándoles a controlar el VIH por sí solos, sin necesidad de tomar tratamiento antirretroviral, por un largo periodo de tiempo.

 

Los resultados presentados, han tenido un gran impacto internacional dada su relevancia.

Se sigue trabajando para conseguir aumentar la eficacia de esta estrategia, para que sea efectiva y duradera en todas las personas con VIH.

Se trabaja en el diseño de tratamientos basados en anticuerpos: estos se “pegarían” a la cobertura del virus inhibiendo el proceso de infección de otras células sanas.

Esta investigación para conseguir la erradicación y/o cura funcional va íntimamente ligada al desarrollo de herramientas para prevenir la infección por el VIH, ya sea a través de vacunas preventivas, fármacos o inmunoglobulinas que actúen contra el virus de manera protectora.

Es preciso un auténtico compromiso mundial y debemos consagrarnos continuamente a esta tarea.

Décadas de dedicación por parte de investigadores, donantes, activistas y voluntarios han dado como fruto una reciente oleada de emocionantes descubrimientos y datos alentadores.

 

Hacer realidad la visión de un mundo sin sida precisa de energía, persistencia e ideas innovadoras de los adalides en este campo, tanto recién llegados como veteranos, así como del valor y compromiso constantes de las personas que participan de forma voluntaria en los estudios de vacunas contra el VIH.

Las vacunas cuentan con la capacidad de salvar y mejorar vidas. Las campañas de inmunización están sirviendo para proteger a millones de personas frente al sarampión, la neumonía y algunos virus causantes de cánceres.

La combinación de una ampliación gradual de los programas de prevención y esa misma vacuna con una eficacia del 50% permitiría evitar casi 20 millones de nuevas infecciones para el año 2030.

En el Día Mundial de la Vacuna contra el Sida, se quiere hacer llegar el agradecimiento a todas y cada una de las personas, investigadores, artífices de políticas, activistas, donantes y voluntarias, por su incansable esfuerzo y dedicación en la tarea de desarrollar una vacuna contra el VIH para ayudar a frenar la pandemia de sida.

 

 

Te puede interesar;

🔹 Día Mundial contra el Cáncer (4 de febrero)

🔹 Día Mundial de la Tuberculosis (24 de marzo)

🔹 Día Mundial de la Hepatitis (28 de julio)

🔹 Día Mundial de la Leucemia (22 de septiembre)

🔹 Día  Mundial contra el Cáncer de Mama (19 de octubre)

🔹 Día Mundial de la Lucha contra el Sida (1 de diciembre)

 

Referencias;

  • flsida.org/dia-mundial-vacuna-vih
  • hivinfo.nih.gov/vacuna-contra-el-vih
  • gtt-vih.org
error: Content is protected !!