Día Mundial del Idioma Romaní – 5 de noviembre

Día Mundial del Idioma Romaní – 5 de noviembre

 

El Día Mundial del Idioma Romaní se celebra el 5 de noviembre.

La Conferencia General de la Unesco proclama el 5 de noviembre Día Mundial del Idioma Romaní, que la UNESCO celebrará anualmente como día internacional.

El 3 de noviembre de 2015 la Conferencia General de la Unesco proclama el 5 de noviembre Día Mundial del Idioma Romaní, que la UNESCO celebrará anualmente como día internacional.​

 

La UNESCO proclamó el Día Mundial de la Lengua Romaní en 2015 para promover la preservación de la lengua y la cultura romaní, mejorar el bienestar de la población romaní y reconocer la importancia de todas las lenguas, cuya diversidad es una fuente de fortaleza para compartir con todas las sociedades.

La lengua romaní tiene unas 33.000 palabras y representa una buena base para su modernización y estandarización final.

Hay 17 dialectos, pero los hablantes de diferentes dialectos pueden entenderse entre sí. Ha habido un trabajo sustancial para crear un idioma estándar, pero aún queda mucho por hacer.

 

La UNESCO debería seguir liderando la mejora del diálogo intercultural, fomentando el acercamiento cultural, especialmente mediante la proclamación del Día Mundial de la Lengua Romaní, que contribuirá al desarrollo y la investigación de la lengua romaní en los Estados Miembros.

Desde entonces está tomando cada vez más fuerza entre las personas y asociaciones que reivindican la identidad y cultura gitana. La lengua de los gitanos, el romanés, es un nexo de unión entre grupos de gitanos y gitanas por todo el mundo.

Ha servido como elemento de comunicación, pero también para acreditar la pertenencia al Pueblo Gitano.

Como bien nos introduce el profesor Plantón, un elemento de resistencia cultural e identitaria.

 

La resistencia romaní desde la lingüística: el caló

 

El caló es definido por uno de los más ilustres académicos españoles de todos los tiempos, el filólogo y lexicólogo Julio Casares (1877-1964), como un verdadero lenguaje natural y podemos considerarlo una variante española del romanó.

Se extiende por España, Portugal, Sur de Francia y América del Sur (lo hablan los gitanos que emigraron de España).

La mayor parte del léxico caló, tiene un origen etimológico del romanó.

El caló ha modificado e incluso han desaparecido sus peculiaridades gramaticales, debido a la legislación antigitana.

 

Desde el año 1499, durante el reinado de los Reyes Católicos, hasta que se aprueba la Constitución Española de 1978, se fueron promulgando una serie de pragmáticas antigitanas en las que todas coincidían, entre otras prohibiciones, en que dejasen de hablar su lengua.

Pero ante estas leyes, los gitanos y gitanas se resistían y muchos de ellos y de ellas no dejarían de hablar el caló.

Ante esta situación de persecución de aproximadamente 500 años, el pueblo gitano, para evitar represiones y castigos, utilizó como herramienta de defensa la inclusión y el uso del castellano en su vida cotidiana.

 

Muchos de ellos continuaban con esa gran resistencia. Es por ello que el caló se encuentra fuertemente influenciado por el castellano, con el cual coincide a nivel gramatical, en su sintaxis y en la conjugación de los verbos, influyendo en el morfema y no en el lexema.

José Antonio Plantón García

 

 

Te puede interesar;

🔹 Día Internacional de la Traducción

🔹 Día Internacional de los Pueblos Indígenas

🔹 Día Internacional del Pueblo Gitano

 

Referencias;

  • unesco.org/commemorations/romanilanguageday
  • gitanos.org/
error: Content is protected !!