Día Mundial del Galgo – 1 de febrero

Día Mundial del Galgo – 1 de febrero

 

El Día Mundial del Galgo se celebra el 1 de febrero.

El 1 de febrero se celebra el Día Mundial del Galgo, una efeméride impulsada por asociaciones de amigos de los galgos, que tratan de concienciar al público en general de los maltratos a los que son sometidos estos animales, e intentan darles una segunda oportunidad, rescatándolos y ofreciéndolos en adopción como animales de compañía.

 

 

Se celebra el 1 de febrero por una razón, y es que esta fecha marca el final de la temporada de caza, cuando, para muchos galgos, llega un destino mucho peor que la vida cruel que han soportado hasta entonces.

En España se crían miles de galgos al año para la caza. Durante la temporada de caza (de octubre a enero) viven enclaustrados y descuidados y solo salen para las monterías. Les entrenan con técnicas horribles, como remolcarles atados a coches, camiones o motos a mucha velocidad.

Y cuando se les considera inútiles para esta tarea son abandonados o salvajemente asesinados de las formas más crueles que podamos imaginar.

La cría incontrolada y el abandono masivo de perros al final de la temporada de caza dejan una enorme población de perros famélicos y enfermos.

Se estima, según las diferentes protectoras de animales, que cada año cerca de 100.000 galgos pueden ser abandonados, maltratados o matados sin ningún miramiento.

Asociaciones en España, los rescatan y les buscan un nuevo hogar, dándoles así una nueva oportunidad de futuro.

Ellos demuestran que son una raza leal, elegante y dulce y que son magníficos compañeros del hombre.

Aunque esta maravillosa raza necesita siempre nuestra ayuda, se ha creado el Día Mundial del Galgo para denunciar la cruel situación por la que pasan muchos de estos animales.

 

Los galgos se utilizan principalmente para la caza o para correr la liebre.

Durante la temporada de caza que va de octubre a enero, muchos viven encerrados en zulos oscuros y estrechos y si no salen a cazar, pasan sus días enclaustrados y totalmente descuidados.

Se les entrena con técnicas horribles, como remolcarles atados a coches, camiones o motos a mucha velocidad.

Al final de la temporada de caza los galgueros se deshacen de muchos galgos de las formas más horribles que podamos imaginar: los cuelgan vivos de los árboles, los tiran a pozos, los dejan morir de hambre, los golpean hasta morir o los abandonan. Miles de galgos son asesinados cada año.

Una de las maneras favoritas entre los cazadores para deshacerse de los galgos se conoce como » tocar el piano».

Atan a los galgos del cuello y los cuelgan en un árbol para que el pobre perro apenas llegue al suelo, tratando de equilibrar y » baila » adelante y atrás con las patas traseras casi en el suelo, intentando evitar su estrangulación.

Así es asesinado con una muerte lenta, de modo que el perro experimenta pánico, ansiedad, desesperación y un dolor inimaginable.

La asfixia puede llevar horas, a veces incluso días. Al final, cuando el galgo ya no puede apoyarse sobre sus patas traseras, agotado en la trampa, finalmente se asfixia hasta la muerte.

Se les abandona simplemente cuando tienen una pata rota porque no pueden cazar de nuevo. Los que sobreviven languidecen abandonados en perreras donde, inevitablemente, terminan muriendo.

La cría incontrolada y el abandono masivo de perros al final de la temporada de caza dejan una enorme población de perros famélicos y enfermos.

El Galgo es una raza verdaderamente preciosa. Aunque los galgueros no los consideran mascotas, se convierten en compañeros maravillosos y quedan eternamente agradecidos cuando se les da una segunda oportunidad.

 

 

Te puede interesar;

🔹 Día Mundial del Perro (21 de julio)

🔹 Día Mundial de los Animales (4 de octubre)

 

Referencias;

  • diadelgalgo.es
error: Content is protected !!