Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono – 16 de septiembre

Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono – 16 de septiembre

 

 

El Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono se celebra el 16 de septiembre.

 

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclama el 16 de septiembre Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono.

 

Con el fin de proteger y salvar la capa de ozono que está siendo destruida por el calentamiento global

 

 

El Programa AcciónOzono del PNUMA ha desarrollado dos videos de 30 segundos en seis idiomas de las Naciones Unidas para su difusión mundial y distribución viral en la web.

 

El PNUMA también proporcionará a las Partes y organizaciones interesadas una versión internacional para su traducción a los idiomas locales.

 

¿Qué es la Capa de Ozono?

 

 

Se denomina capa de ozono u ozonosfera a la zona de la estratosfera terrestre que contiene una concentración relativamente alta​ de ozono.

 

Esta capa, que se extiende aproximadamente de los 15 km a los 50 km de altitud, reúne el 90 % del ozono presente en la atmósfera y absorbe del 97 al 99 % de la radiación ultravioleta de alta frecuencia (150-300 nm).

 

Fue descubierta por los físicos Charles Fabry y Henri Buisson en el año 1913.

 

Sus propiedades fueron examinadas en detalle por el meteorólogo británico G.M.B. Dobson, quien desarrolló un sencillo espectrofotómetro que podía ser usado para medir el ozono estratosférico desde la superficie terrestre.

 

Entre 1928 y 1958 Dobson estableció una red mundial de estaciones de monitoreo de ozono, las cuales continúan operando en la actualidad.

 

La unidad Dobson, una unidad de medición de la cantidad de ozono, fue nombrada en su honor.

 

El ozono es la forma alotrópica del oxígeno, que está estable en determinadas condiciones de presión y temperatura.

 

Es un gas compuesto por tres átomos de oxígeno.

 

Ozono para la vida: 35 años de protección de la capa de ozono

 

 

La capa de ozono es una franja frágil de gas que protege la Tierra de los efectos nocivos de los rayos solares, contribuyendo así a preservar la vida en el planeta.

 

La utilización durante años de ciertos productos químicos la dañaron, poniendo en peligro nuestra propia existencia y la del resto de seres vivos del planeta.

 

Un esfuerzo internacional conjunto ha permitido la eliminación y reducción del uso de sustancias que agotaban la capa de ozono.

 

Ayudando no solo a protegerla para la generación actual y las venideras, sino también a mejorar los resultados de las iniciativas dirigidas a afrontar al cambio climático.

 

 

El Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, que se celebra el 16 de septiembre, celebra estos logros.

 

Además, es una buena muestra de que las decisiones y acciones colectivas, guiadas por la ciencia, son la única forma de resolver las grandes crisis mundiales.

 

El mensaje de los tratados para salvar la capa de ozono de trabajar conjuntamente y en armonía por el bien común resuenan más que nunca.

 

Convenio de Viena sobre la protección de la capa de ozono

 

La confirmación científica del agotamiento de la capa de ozono impulsó a la comunidad internacional a establecer un mecanismo de cooperación para tomar medidas para proteger la capa de ozono.

 

Esto se formalizó en el Convenio de Viena para la protección de la capa de ozono, que fue aprobado y firmado por 28 países, el 22 de marzo de 1985.

 

En septiembre de 1987, esto condujo a la redacción del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono.

 

Protocolo de Montreal

 

El objetivo principal del Protocolo de Montreal es la protección de la capa de ozono mediante la toma de medidas para controlar la producción total mundial.

 

Y el consumo de sustancias que la agotan, con el objetivo final de eliminarlas, sobre la base del progreso de los conocimientos científicos e información tecnológica.

 

Net Zero by 2050 

 

 

Hoja de ruta integral del mundo para que el sector energético global alcance emisiones netas cero para 2050.

 

Nuestro informe especial muestra que el camino hacia cero neto para 2050 es estrecho, pero aún se puede lograr si los gobiernos actúan ahora.

 

El número de países que anuncian compromisos para lograr emisiones netas cero en las próximas décadas sigue creciendo. Pero las promesas de los gobiernos hasta la fecha.

 

Incluso si se cumplen por completo, están muy por debajo de lo que se requiere para llevar las emisiones globales de dióxido de carbono relacionadas con la energía a cero neto para 2050.

 

Y darle al mundo una oportunidad uniforme de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °. C.

 

 

 

Te puede interesar;

 

Referencias;

  • un.org/ozone-day
  • iea.org/net-zero-by-2050
error: Content is protected !!