Día Internacional del Síndrome de Asperger – 18 de febrero

Día Internacional del Síndrome de Asperger – 18 de febrero

El Día Internacional del Síndrome de Asperger se celebra el 18 de febrero.

El 18 de febrero se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger, fecha que coincide con el nacimiento de Hans Asperger, pediatra austriaco quien, en el año 1944, describió por primera vez el síndrome.

 

Se trata de un trastorno del espectro autista muy frecuente en nuestra sociedad, siendo más habitual en niños que en niñas.

Posee consecuencias importantes en el desarrollo emocional, social y conductual.

Se identificaría bajo la denominación de “trastorno del espectro del autismo (TEA) sin discapacidad intelectual asociada”.

 

Quienes cuentan con este diagnóstico, padecen severas y crónicas incapacidades en todo aquello relacionado a lo comunicacional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo reconoce como un “Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) de carácter crónico y severo que se caracteriza por desviaciones o anormalidades en las capacidades de relación y comportamiento social”.

Una de las mayores dificultades de las personas con Síndrome de Asperger está relacionada con su inclusión social.

Esta situación alarga en el tiempo los episodios de ansiedad o depresión. La tensión emocional en las personas con Asperger es algo habitual.

Así como el consumo de fármacos antidepresivos, ansiolíticos, etc.

 

Desde 2007, el 18 de febrero se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger.

Se conmemora cada año esta fecha con el objetivo de dar visibilidad al colectivo y promover la acción política y social para la reivindicación y promoción del ejercicio efectivo de los derechos de sus derechos.

Pone el foco en el esfuerzo que hacen las personas con síndrome de Asperger por encajar en los diferentes entornos sociales, que no se adaptan a sus características y necesidades.

Viéndose obligadas incluso a “perder” parte de su propia personalidad y a adquirir esas posturas incómodas que representan las personas relacionadas con cada letra.

La principal reivindicación de la celebración es el reconocimiento específico del TEA, en el que se incluye el síndrome de Asperger, en los ámbitos normativo y administrativo.

Como un trastorno con características específicas y necesidades propias, tal y como ya está reconocido por la Comunidad Científica y la Organización Mundial de la Salud.

 

La celebración del Día Internacional del Síndrome de Asperger está apoyada por Fundación ONCE y el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Los niños con este síndrome tienen dificultades para la interacción social, comunicación verbal y no verbal y presentan intereses restringidos y conductas rígidas. Estas personas tienen un cociente intelectual normal.

Es importante que la educación pueda adaptarse para estos niños porque muchas veces necesitan estrategias específicas para fomentar su aprendizaje entre las que se podrían incluir: estructurar el entorno del niño, utilizar un lenguaje claro y conciso, ayudarles en la interacción social, etc.

Se ha mejorado tanto en el diagnóstico precoz como en la atención a los pacientes con este síndrome.

A pesar de ello sigue siendo necesario conmemorar este día para dar visibilidad a estas personas y sus necesidades, además de concienciar a la sociedad sobre las dificultades a las que se enfrentan cada día.

 

La persona con Síndrome de Asperger muestra dificultades, de intensidad variable, en la interacción social, la comunicación verbal y no verbal, así como actividades e intereses en áreas que suelen ser muy restringidas.

Además, su funcionamiento cognitivo y estilo de aprendizaje es peculiar.

Todo esto demanda ajustes y adaptaciones en el entorno educativo que es necesario realizar para asegurar el progreso y la participación escolar.

El síndrome de Asperger no aparece como categoría diagnóstica específica en los sistemas internacionales actuales de salud y trastornos mentales, puesto que ha pasado a formar parte de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA).

Se mantiene la denominación social de síndrome de Asperger por una cuestión de identidad y por el sentimiento de pertenencia que pueden presentar las personas que han sido diagnosticadas bajo esta categoría.

Se trata de un día para concienciar, sensibilizar y sobre todo informar sobre un síndrome poco conocido.

 

Dentro de los trastornos del espectro autístico, el asperger se presenta con un cuadro de alteraciones neurobiológicas que pueden incidir en aspectos del desarrollo que les definen como por ejemplo sus habilidades sociales o cómo usan el lenguaje para comunicarse con los demás.

Es primordial, tanto el diagnostico precoz como la atención temprana para niños con síndrome de Asperger.

Es útil para las personas que les rodean saber que son sensibles a los sonidos fuertes, a los colores, luces y a los olores. Así podrán facilitar su adaptación y desarrollo en el día a día.

Pese a ser una alteración poco conocida entre la sociedad en general, si es un trastorno frecuente: 3 a 5 casos por cada 1000 nacidos vivos, dato compartido por la Confederación Asperger España.

 

 

Te puede interesar;

🔹 Día Mundial del Braille (4 de enero)

🔹 Día Mundial del Parkinson (11 de abril)

🔹 Día de Sensibilización sobre el Albinismo (13 de junio)

🔹 Día Internacional de la Zurdera (13 de agosto)

🔹 Día Mundial del Síndrome de Turner (28 de agosto)

 

Referencia;

  • mspbs.gov.py/dia-internacional-asperger
  • autismo.org.es/18-febrero-dia-internacional-del-sindrome-de-asperger
  • enfamilia.aeped.es/dia-internacional-sindrome-asperger
  • educacionyfp.gob.es/dia-asperger
  • discapnet.es/dia-internacional-del-sindrome-de-asperger
error: Content is protected !!