Día Internacional de las Lenguas de Señas – 23 de septiembre

Día Internacional de las Lenguas de Señas – 23 de septiembre

 

 

El Día Internacional de las Lenguas de Señas se celebra el 23 de septiembre.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclama el 23 de septiembre Día Internacional de las Lenguas de Señas.

El 14 de noviembre de 2017 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución A/C.3/72/L.36/Rev.1 proclamó el 23 de septiembre Día Internacional de las Lenguas de Señas, que se observará todos los años a partir de 2018 a fin de promover la concienciación sobre la importancia de la lengua de señas para la plena realización de los derechos humanos de las personas sordas.

 

 

El Día Internacional de las Lenguas de Señas es una oportunidad única para apoyar y proteger la identidad lingüística y la diversidad cultural de todas las personas sordas y otros usuarios de la lengua de signos.

En 2020, la Federación Mundial de Sordos dará a conocer el Reto de los Líderes Mundiales.

Este desafío tiene como objetivo promover el uso del lenguaje de señas por parte de líderes locales, nacionales y mundiales en colaboración con asociaciones nacionales de personas sordas en cada país, así como con otras organizaciones dirigidas por personas sordas.

Según la Federación Mundial de Sordos, existen aproximadamente 72 millones de personas sordas en todo el mundo.

Más del 80 por ciento vive en países en desarrollo y como colectivo, utilizan más de 300 diferentes lenguas de señas.

Las lenguas de señas son idiomas naturales a todos los efectos, estructuralmente distintos de las lenguas habladas.

Existe también un lenguaje de señas internacional que es el que utilizan las personas sordas en reuniones internacionales y, de manera informal, cuando viajan y socializan.

Este lenguaje internacional se considera una lengua pidgin, es decir, una lengua mixta creada a partir de una lengua determinada más otros elementos de otra u otras lenguas.

En el caso de la lengua de señas internacional es menos compleja que la lengua naturales de señas y tiene un léxico limitado.

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad reconoce y promueve el uso de las lenguas de señas.

Establece que tienen el mismo estatus que las lenguas habladas y obliga a los estados partes a que faciliten el aprendizaje de la lengua de señas y promuevan la identidad lingüística de la comunidad de las personas sordas.

La Asamblea General proclamó, en la resolución A/72/439, el 23 de septiembre como Día Internacional de las Lenguas de Señas con el fin de concienciar sobre la importancia de estas para la plena realización de los derechos humanos de las personas sordas.

La Asamblea establece que el acceso temprano a la lengua de señas y a los servicios en este lenguaje, incluida una educación de calidad en esa lengua, es vital para el crecimiento y el desarrollo de las personas sordas y decisivo para el logro de los objetivos de desarrollo sostenible.

Resalta también la importancia de preservar las lenguas de señas como parte de la diversidad lingüística y cultural.

Asimismo, remarca que cuando se trabaja con comunidades de sordos, debe considerarse y aplicarse el principio de “nada sobre nosotros sin nosotros”.

 

 

 

La propuesta, para la celebración de este Día, fue realizada por la Federación Mundial de Sordos, una Federación de 135 asociaciones nacionales de sordos, que representan aproximadamente 70 millones de personas sordas en todo el mundo.

La resolución A/RES/72/161 fue patrocinada por la misión permanente de Antigua y Barbuda ante las Naciones Unidas, copatrocinada por 97 Estados miembros de las Naciones Unidas y aprobada por consenso el 19 de diciembre de 2017.

Se eligió el 23 de septiembre como la fecha conmemorativa porque fue la fecha en que se estableció la Federación Mundial de Sordos  en 1951.

Este Día marca el nacimiento de una organización, que tiene como uno de sus principales objetivos, la preservación de los lenguajes de signos y la cultura sorda como prerrequisitos para la realización de los derechos humanos de las personas sordas.

El primer día internacional de las lenguas de señas se celebrará el 23 de septiembre de 2018 como parte de la Semana Internacional de los Sordos, que se llevará a cabo del 24 al 30 de septiembre.

La Semana Internacional de los Sordos se celebró por primera vez en septiembre de 1958 y desde entonces se ha convertido en un movimiento global que promueve y crea conciencia sobre las cuestiones que las personas sordas enfrentan en su vida cotidiana.

 

Lenguas de Señas

 

europapress.es

 

Una lengua de señas o lengua de signos es una lengua natural de expresión y configuración gesto-espacial y percepción visual (o incluso táctil por ciertas personas con sordoceguera), gracias a la cual, las personas sordas pueden establecer un canal de comunicación con su entorno social, sea este conformado por otras personas sordas o por cualquier persona que conozca la lengua de señas empleada.

Mientras que la lengua oral se basa en la comunicación a través de un canal vocal-auditivo, la lengua de señas lo hace por un canal gesto-viso-espacial.

 

El 23 de septiembre es Día Internacional de las lenguas de señas a nivel mundial.

 

Aun cuando hoy en día las lenguas de señas se utilizan casi exclusivamente entre personas con sordera, el uso de las señas en la comunicación es tan antiguo como el de las lenguas orales, o incluso tan antiguo como la historia de la Humanidad.​

Las lenguas de señas han sido y siguen siendo empleadas por comunidades de oyentes.

De hecho, los amerindios de la región de las Grandes Llanuras de América del Norte usaban una lengua de señas para hacerse entender entre etnias que hablaban lenguas muy diferentes con fonologías extremadamente diversas.​

El sistema estuvo en uso hasta mucho después de la conquista europea.

En otra ocasión, una tribu única en la que gran parte de sus integrantes eran sordos debido a la herencia y desarrollo de un gen dominante, y se comunicaban con una lengua gestual.

Un caso similar, se desarrolló en la isla de Martha’s Vineyard, al sur del estado de Massachusetts, donde, debido al gran número de sordos, se empleó una lengua de señas que llegó a ser de uso general, también entre oyentes hasta principios del siglo XX.​

 

Pese a esto, no existen referencias documentales sobre estas lenguas antes del siglo XVII.

Los datos que se poseen tratan, sobre todo, de sistemas y métodos educativos para personas sordas.

En el siglo XVI Jerónimo Cardano, médico de Padua, en la Italia norteña, proclamó que las personas sordas podrían hacerse entender por combinaciones escritas de símbolos asociándolos con las cosas a que ellos se referían.

En 1620 Juan de Pablo Bonet publicó su Reducción de las letras y Arte para enseñar á hablar los Mudos, considerado como el primer tratado moderno de Fonética y Logopedia.

En dicha publicación se proponía un método de enseñanza oral para los sordos mediante el uso de señas alfabéticas configuradas unimanualmente, consiguiendo así divulgar, en toda Europa, y después, en todo el mundo, el alfabeto manual (útil para mejorar la comunicación de los sordos y mudos).

En 1817, Gallaudet fundó la primera escuela norteamericana para personas sordas, en Hartford, Connecticut, y Clerc se convirtió en el primer maestro sordo de lengua de señas de los Estados Unidos.​

 

En poco tiempo, las escuelas para personas sordas empezaron a aparecer en varios estados.

Entre ellos, la Escuela de Nueva York, que abrió sus puertas en 1818.

En 1820, otra escuela se abrió en Pensilvania, y un total de veintidós escuelas se habían establecido a lo largo de los Estados Unidos por el año 1865.

En esta obra aparece un abecedario ilustrado mediante grabados calcográficos de los signos de las manos que representan las letras del alfabeto latino.​

Del tratado sobre Reducción de las letras y Arte para enseñar á hablar los Mudos se hicieron traducciones a las principales lenguas.​

Sobre la base del alfabeto divulgado por Bonet, Charles-Michel de l’Épée publicó en el siglo XVIII su alfabeto, que básicamente es el que ha llegado hasta la actualidad, siendo conocido internacionalmente como alfabeto manual español.

 

¿Lenguas de señas o lenguas de signos?

 

Al no ser «señas» y «signos» términos estrictamente sinónimos, algunos expertos opinan que la denominación «lengua de signos», mayoritaria en España, es terminológicamente incorrecta, argumentando que, según Saussure, todas las lenguas son en rigor «sistemas de signos».

No obstante, al margen de la terminología estrictamente empleada en el campo de la lingüística, ambas palabras son utilizadas en el uso común, dependiendo del país.

En España es común denominarla «lengua de signos», sobre todo en la legislación relacionada con esta, y se emplean en menor medida otras denominaciones como «lengua de señas», «lengua gestual» o «mímica».

En los países americanos de habla hispana es tradicional llamarlas «lenguas de señas».

En la página en español de la ONU sobre la Convención Universal de los Derechos de las Personas con Discapacidad, se la cita hasta siete veces con la mención de «lengua de señas».

 

Si quieres aprender algunas palabras en la lengua de señas española, la CNSE tiene un diccionario en línea en el que recoge más de 3.500 señas con sus correspondientes fotos y vídeos.

 

Dale al Play

 

 

Te puede interesar;

🔹 Día Mundial del Braille

 

Referencias;

  • wfdeaf.org/
  • un.org/es/observances/sign-languages-day
  • fundacioncnse-dilse.org/presentacion.php
error: Content is protected !!