Día Mundial de la Fontanería (11 de marzo)

Día Mundial de la Fontanería (11 de marzo)

 

 

El Día Mundial de la fontanería se celebra el 11 de marzo.

Cada 11 de marzo se celebra el Día Mundial de la Fontanería.

 

 

Para homenajear la labor de los fontaneros y destacar la importancia de este oficio en la vida cotidiana, la salud y el bienestar de las personas, así como en el cuidado del medio ambiente.

 

La creación de esta efeméride ha sido por iniciativa de la World Plumbing Council (Consejo Mundial de Fontanería).

 

Es un organismo internacional de asociaciones e industriales de la fontanería, con miembros en más de 30 países a nivel mundial.

 

El World Plumbing Council (WPC) es una organización internacional que tiene como objetivo lograr la mejor plomería posible para el mundo.

 

A través del crecimiento y desarrollo de las industrias de plomería del mundo.

 

El Día Mundial de la Fontanería va más allá de lo que es una celebración anual del World Plumbing Counci.

 

Esta fecha pretende poner más luz a una reivindicación que se mantiene activa los 365 días del año.

 

Con la celebración del Día Mundial de la Fontanería se pretende sensibilizar a la sociedad en general del papel fundamental que, los fontaneros y la actividad que desempeñan.

 

En la protección de la salud pública, el cuidado del medio ambiente y también del planeta.

 

¿Qué es la fontanería?

 

La fontaneríaplomería o gasfitería es la actividad relacionada con la instalación y mantenimiento de redes de tuberías para el abastecimiento de agua potable.

 

Evacuación de aguas residuales, así como las instalaciones de calefacción en edificaciones y otras construcciones.

 

El nombre «fontanería», deriva de «fontanero» que proviene de «fontana» que es sinónimo de «fuente» y a su vez proviene del latín fontana.

 

La historia de la fontanería se remonta a los tiempos de la Antigua Roma.

 

Ya construían acueductos de piedra para conducir el agua hasta las instalaciones de los palacios de sus emperadores y a sus famosos baños.

 

Así como cloacas para desalojarla una vez usada.

 

La fontanería moderna tiene sus inicios a finales del siglo XIX con el uso de los tubos de hierro fundido para conducir el agua, los cuales se soldaban con plomo.

 

Era fundido mediante un quemador y después vertido en las uniones.

 

Este sistema se utilizó hasta finales de la década de los setenta, aunque para otro tipo de instalaciones no relacionadas con el consumo humano.

 

En la mayoría de los países occidentales el uso del sistema hierro fundido-plomo está prohibido, tanto para la conducción de agua potable como para la evacuación de aguas residuales.

 

Los motivos son que con el desgaste interno de las tuberías a causa de la fricción, pequeñas partículas de plomo se mezclan con el agua, provocando plumbosis a los consumidores.

 

Su trabajo es lento, complejo y muy costoso en comparación con otros materiales más modernos como el cobre, el PVC, el polietileno de alta densidad (PEAD) y otros.

 

La soldadura de plomo ha sido sustituida por varios sistemas, según el material de la tubería:

  • Soldadura de acero; Para tubos de acero
  • Estaño soldado a gas; Para tubos de cobre
  • Adhesivo solvente; Para tubos de PVC
  • Termofusión; Para tubos de polipropileno y/o de polibuteno
  • Mortero de cemento; Para tubos de concreto
  • Pastas especiales; Para tubos de asbesto-cemento.

 

Existen también las uniones mecánicas, que pueden ser a compresión o bridadas o roscadas.

 

 

Referencias;

  • worldplumbing.org
  • agremia.com/dia-mundial-fontaneria
  • e-ficiencia.com/dia-mundial-de-fontaneria
error: Content is protected !!