Día Mundial Contra el Bullying o Acoso Escolar – 2 de mayo

Días Mundiales, Internacionales y Celebraciones

Día Mundial Contra el Bullying o Acoso Escolar – 2 de mayo

 

 

Día Mundial Contra el Bullying ó Acoso Escolar se celebra el 2 de mayo.

 

El acoso escolar o bulling es un grave problema que afecta a millones de escolares de Educación Primaria y Educación Secundaria en todo el mundo y que causa al menos 200 muertes en forma directa cada año.

 

 

Es una iniciativa que nace en el año 2013 a partir de la presentación del Dr. Javier Miglino, fundador de la ONG Bullying Sin Fronteras, fue aprobada por la UNESCO el mismo año, con el fin de ayudar a la concienciación de este problema.

 

Fue reconocido oficialmente por el Parlamento Español, el Senado Argentino y el Parlamento Uruguayo.

 

 

¿Qué es el Acoso Escolar?

 

 

El acoso escolar es el conjunto de comportamientos físicos y/o verbales de un niño o niña o grupo de niñas y niños, de una manera hostil y abusando de un poder dirigido contra un compañero o compañera de forma repetitiva y durante mucho tiempo, con la intención implícita o explícita de hacerle daño.

 

Estas situaciones de violencia se producen comol acoso entre iguales.

 

 

No se trata ni de bromas, ni de conductas aisladas, sino de relaciones abusivas y violentas.

 

La interacción con los compañeros y compañeras contribuye en gran manera al desarrollo socio cognitivo de los niños y niñas, pero hay cierto tipo de relaciones que pueden tener consecuencias muy negativas en este desarrollo.

 

Según el Dr. Javier Miglino, titular de la ONG Bullying Sin Fronteras: «El bullying es un enemigo silencioso que se nutre de tres venenos: la soledad, la tristeza, el miedo.»

 

El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolarmatonaje escolarmaltrato escolar o en inglés school bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso.​

 

Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en la clase y en los patios escolares.

 

Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia, siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

 

 

El acoso escolar es una forma característica y extrema de violencia escolar.

 

El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros.

 

Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o percibida subjetivamente) que aquella.

 

El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas (aunque estas no formen parte del diagnóstico); es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana.

 

En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin límite de edad.

 

 

Suelen ser más propensos al acoso escolar aquellos niños que poseen diversidad funcional, entre las cuales se pueden contar el síndrome de Down, el autismo, síndrome de Asperger, síndrome de Tourette, etc.​

 

 

Tipos de acoso escolar

 

 

Entre las acciones de acoso escolar puede identificarse: el ciberacoso, el bloqueo social, hostigamiento, manipulación, coacciones, intimidación, agresiones, amenazas, acoso escolar homofóbico, entre otras.

 

«La Epidemia del Siglo XXI».

 

 

En 2013 se estableció que América Latina es la región del mundo con mayor promedio de casos de acoso escolar.

 

Según la ONG Bullying Sin Fronteras, siete de cada diez niños sufren acoso escolar.

 

En 2014, se calcula que 1 de cada 3 niños en el mundo sufre acoso escolar según la UNICEF.

 

En 2020, debido a la pandemia de COVID-19, las clases escolares debieron hacerse de modo virtual a través de plataformas digitales.

 

Como resultado, según un informe elaborado por el Equipo Multidisciplinario de la ONG Bullying Sin Fronteras, el 33% de los niños y adolescentes de América del Norte, Central y América del Sur y España, afirmaron haber sido víctimas de ciberbullying o ciberacoso durante la cuarentena.

 

La violencia entre pares, tanto en el nivel primario como en el nivel secundario, es la Epidemia del Siglo XXI. ​

 

Como remedio a este problema social que ocurre mayormente en escuelas, Bullying Sin Fronteras y la UNESCO recomiendan encarecidamente que los padres y maestros hablen con los niños para poder «vencer a este monstruo que es el Bullying».​

 

 

Los profesores Iñaki Piñuel Zabala y Araceli Oñate identifican hasta nueve modalidades de acoso escolar, con la siguiente incidencia entre las víctimas:

 

  1. Bloqueo social (29,4%)
  2. Hostigamiento (20,9%)
  3. Manipulación (19,9%)
  4. Coacciones (17,4%)
  5. Exclusión social (16,0%)
  6. Intimidación (14,2%)
  7. Agresiones (12,8%)
  8. Amenazas (9,3%)
  9. Ciberacoso

 

 

Bloqueo social

 

 

Agrupa las acciones de acoso escolar que buscan bloquear socialmente a la víctima.

 

Todas ellas buscan el aislamiento social y su marginación impuesta por estas conductas de bloqueo.

 

Son ejemplos las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicar con otros, o de que nadie hable o se relacione con él, pues son indicadores que apuntan un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyos del niño.

 

Se incluye dentro de este grupo de acciones el meterse con la víctima para hacerle llorar.

 

Esta conducta busca presentar al niño socialmente, entre el grupo de iguales, como alguien flojo, indigno, débil, indefenso, estúpido, llorica, etc.​

 

El hacer llorar al niño desencadena socialmente en su entorno un fenómeno de estigmatización secundaria conocido como mecanismo de chivo expiatorio.

 

De todas las modalidades de acoso escolar es la más difícil de combatir en la medida que es una actuación muy frecuentemente invisible y que no deja huella.

 

El propio niño no identifica más que el hecho de que nadie le habla o de que nadie quiere estar con él o de que los demás le excluyen sistemáticamente de los juegos.

 

Hostigamiento

 

 

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que consisten en acciones de hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad del afectado.​

 

El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, el menosprecio, los motes, la crueldad, la manifestación gestual del desprecio, la imitación burlesca son los indicadores de esta escala.

 

Manipulación social

 

 

Aquellas conductas de acoso escolar que pretenden distorsionar la imagen social del niño y “envenenar” a otros contra él. Con ellas se trata de presentar una imagen negativa, distorsionada y cargada negativamente sobre la víctima.​

 

Se cargan las tintas contra todo cuanto hace o dice la víctima, o contra todo lo que no ha dicho ni ha hecho. No importa lo que haga, todo es utilizado y sirve para inducir el rechazo de otros.

 

A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima acosada, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria, percibiendo que la víctima merece el acoso que recibe, incurriendo en un mecanismo denominado “error básico de atribución”.

 

 

Coacción

 

 

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad. Mediante estas conductas quienes acosan al niño pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total en contra de su voluntad.

 

El que la víctima haga esas cosas contra su voluntad proporciona a los que fuerzan o tuercen esa voluntad diferentes beneficios, pero sobre todo poder social.

 

Los que acosan son percibidos como poderosos, sobre todo, por los demás que presencian el doblegamiento de la víctima. Con frecuencia las coacciones implican que el niño sea víctima de vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe silenciar por miedo a las represalias sobre sí o sobre sus hermanos.

 

 

Exclusión social

 

Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan excluir de la participación al niño acosado.

 

El “tú no”, es el centro de estas conductas con las que el grupo que acosa segrega socialmente al niño.

 

Al ningunearlo, tratarlo como si no existiera, aislarlo, impedir su expresión, impedir su participación en juegos, se produce el vacío social en su entorno.

 

 

Intimidación

 

 

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que persiguen amilanar, amedrentar, apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria.

 

Con ellas quienes acosan buscan inducir el miedo en el niño. Sus indicadores son acciones de intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio, acoso a la salida del centro escolar.

 

Amenaza a la integridad

 

Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan amilanar mediante las amenazas contra la integridad física del niño o de su familia, o mediante la extorsión.

 

 

 

Causas

 

El agresor: características psicológicas y entorno familiar

 

Aunque el acosador escolar no tiene por qué padecer ninguna enfermedad mental o trastorno de la personalidad grave, presenta normalmente algún tipo de psicopatología.

 

Fundamentalmente, presenta ausencia de empatía y algún tipo de distorsión cognitiva.​

 

Generalmente suele ser una persona que ha visto violencia con regularidad, se acostumbra a ella o en su casa sus familiares se tratan agresivamente y lo tratan inadecuadamente a él.

 

La carencia de empatía explica su incapacidad para ponerse en el lugar del acosado y ser insensible al sufrimiento de este y que puede llegar al suicidio.

 

 

El entorno escolar

 

 

Se puede dar el caso de que la ausencia en clase (o, en general, en el centro educativo) de un clima adecuado de convivencia pueda favorecer la aparición del acoso escolar.

 

La responsabilidad al respecto oscila entre la figura de unos profesores que no han recibido una formación específica en cuestiones de intermediación en situaciones escolares conflictiva, y la disminución de su perfil de autoridad dentro de la sociedad moderna.

 

El objetivo del acoso escolar es intimidar, apocar, reducir, someter, aplanar, amedrentar y consumir, emocional e intelectualmente, a la víctima, con vistas a obtener algún resultado favorable para quienes acosan o satisfacer una necesidad imperiosa de dominar, someter, agredir, y destruir a los demás que pueden presentar los acosadores como un patrón predominante de relación social con los demás.

 

El niño que desarrolla conductas de hostigamiento hacia otros busca, mediante el método de «ensayo-error», obtener el reconocimiento y la atención de los demás, de los que carece, llegando a aprender un modelo de relación basado en la exclusión y el menosprecio de otros.

 

Con frecuencia el niño o niña que acosa a otro compañero suele estar rodeado muy rápidamente de una banda o grupo de acosadores que se suman de manera unánime y gregaria al comportamiento de hostigamiento contra la víctima.

 

Ello es debido a la falta de una autoridad exterior (por ejemplo, un profesor, un familiar, etc.) que imponga límites a este tipo de conductas, proyectando el acosador principal una imagen de líder sobre el resto de sus iguales seguidores.

 

La violencia encuentra una forma de canalizarse socialmente, materializándose en un mecanismo conocido de regulación de grupos en crisis: el mecanismo del chivo expiatorio.​

 

Destruir al que no es seguidor, al que se resiste, al diferente, al que sobresale académicamente, al imbuido de férreos principios morales, etc.

 

 

Consecuencias

 

El acoso escolar al igual que otras formas de maltrato psicológico produce secuelas biológicas (expresión de genes) y mentales.

 

Especialistas del Centro de Estudios sobre el Estrés Humano (CSHS por sus siglas en inglés) del Hospital Louis-H. Lafontaine de Canadá sugieren que las víctimas acosadas son más vulnerables a padecer problemas mentales como trastorno por estrés postraumático, depresión y trastornos del ánimo a medida que envejecen.

 

 

Acoso escolar homofóbico

 

El acoso escolar homofóbico se refiere a cualquier clase de daños hacia las personas, tanto psicológico como físico y moral, por tener o aparentar tener una orientación sexual diferente a la que debería tener por su sexo.

 

La violencia escolar está definida por obstáculos y aislamientos, como recoge Ángela Gabàs Gasa en El fenómeno de la exclusión social indicando que «los obstáculos que encuentran determinadas personas para participar plenamente en la vida social, viéndose privadas de alguna o varias de las opciones consideradas como fundamentales para su desarrollo humano».

 

 

Prevención

 

 

La intervención simultánea sobre factores individuales, familiares y socioculturales, es la única vía posible de prevención del acoso escolar.​

 

La prevención se puede realizar en distintos niveles.

 

La prevención primaria es la responsabilidad de los padres, de la sociedad en conjunto y de los medios de comunicación (en forma de autorregulación respecto de determinados contenidos).​

 

Dentro de la institución, se considera prevención primaria a todas las acciones que buscan mejorar la convivencia y el clima del centro como el empleo de la mediación, y el uso de un código de disciplina positiva para la resolución de conflictos.

 

La prevención secundaria consiste en adoptar medidas concretas sobre la población de riesgo, esto es, los adolescentes (fundamentalmente, promover un cambio de mentalidad respecto a la necesidad de denuncia de los casos de acoso escolar aunque no sean víctimas de ellos), y sobre la población directamente vinculada a esta, el profesorado (en forma de formación en habilidades adecuadas para la prevención y resolución de conflictos escolares).

 

 

Una prevención terciaria está formada por las medidas de ayuda a los protagonistas de los casos de acoso escolar.

 

Los centros educativos deben contar con protocolos de actuación establecidos para las situaciones de bullying, a la vez que deben promover programas y campañas de prevención e intervención, para reforzar la capacidad de detectar y/o actuar frente a casos de bullying.

La ayuda se puede agrupar en información para padres, profesores y alumnos.

En informes presentados por el Banco Mundial en 2014, se recomienda impartir programas de estudios a maestros y personal administrativo en escuelas para promover la equidad y detectar abusos.

 

El conocimiento de códigos de conducta y el adiestramiento en cómo atender a los estudiantes expuestos ante el acoso, incluyendo módulos sobre la prevención del acoso sexual y la discriminación.

 

Desde la ONG fundada por el Dr. Javier Miglino y Sandra Vellido, explican que «el bullying es un enemigo silencioso que se nutre de tres venenos: la soledad, la tristeza, el miedo».

Agregan que pelean para darle «visibilidad al problema y para que cada niño y cada adolescente sepa que el bullying está mal y que hay gente en todo el mundo que está presta a ayudarle.»

 

UNICEF en un informe realizado en 2014, con datos de 190 países, aseguró que 1 de cada 3 estudiantes entre 13 y 15 años sufrió acoso escolar.

 

La UNESCO estima que » 246 millones de niños y adolescentes podrían ser víctimas de la violencia al interior y alrededor de sus escuelas.

 

Este fenómeno afecta desproporcionadamente a las niñas, así como a aquellos que presuntamente no se ajustan a las normas sexuales y de género predominantes.

 

Según un informe de 2015 de la Organizaciòn de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Argentina lideró los rankings de bullying o acoso escolar en la región: 4 de cada 10 estudiantes secundarios admitió haberlo padecido.

 

En 2016, Oriana Belén Picotti se suicidió debido a que padecía de acoso en la escuela.

 

La adolescente de 15 años, oriunda de Entre Ríos, le dejó una carta de despedida a su familia en la que le explicaba que los quería, pero que necesitaba descansar en paz.

 

Se produjo un caso similar en Zarate, un chico de 13 años se pegó un tiro en la cabeza, agonizó un día y luego murió.

 

Sus padres aseguraron que era víctima de bullying, las autoridades de la escuela, respondieron que no «había registro de algún episodio sostenido de acoso».

 

 

Bullying sin fronteras (World Bullying)

 

 

ONG Internacional contra el Bullying y el Ciberbullying.

 

Equipo Multidisciplinar Internacional y el Dr. Javier Miglino, los creadores del Dos de Mayo, Día Mundial contra el Bullying o Acoso Escolar.

 

Programa finlandés contra el acoso escolar “KiVa”

 

El programa finlandés contra el acoso escolar KiVa no se centra principalmente en la figura del ascosador- acosado, sino también en los grupos que lo observan, lo refuerzan o colaboran y que con su indiferencia apoyan de forma indirecta este tipo de actitudes.

 

Fue desarrollado por la Universidad de Turku en colaboración con el Ministerio de Educación y Cultura de Finlandia.

 

El método ha sido evaluado en ensayos extensivos controlados con más de 30.000 alumnos de intervención y 30.000 de control.

 

Tras varios años de funcionamiento ha demostrado que es posible reducir el acoso, minimizar los efectos negativos y mejorar la convivencia escolar cuando se aplican acciones de forma estructurada y sistemática, implicando a toda la comunidad educativa, tal y como lo promovemos desde INOA.

 

El programa KiVa no solo trabaja la prevención del acoso escolar en el aula, sino que también ofrece herramientas a los docentes para intervenir en los casos en los que ya se ha producido el acoso.

 

En este sentido, se ayuda a las víctimas en los síntomas que acompañan al acoso escolar como la ansiedad, la depresión o la inseguridad, y se dota de habilidades al acosador para expresar sus sentimientos de otra forma.

 

 

¿Cómo pueden prevenir el bullying los padres?

 

 

  • Conocer a sus amigos y compañeros de la clase, estar al tanto de la relación que tiene con ellos.
  • En caso de notar algún rastro de violencia en su cuerpo, consultarle en privado qué le pasó y hazle sentir confianza para que pueda contar lo que pasó.
  • No incentivar a que el niño resuelva solo el problema y mucho menos con violencia, ya que, lejos de solucionar el problema, puede ocasionar más estrés en los niños o adolescentes.
  • Enseñar y educar en el respeto para que los niños no se burlen de sus compañeros.
  • Hacerle saber que cuenta con apoyo y que ante cualquier ofensa acuda con alguna autoridad del centro educativo.
  • Cuando se detecta un caso de bullying, los padres del niño o adolescente deben trabajar conjuntamente con la escuela para resolver el problema de una forma inmediata.
  • Mantenerse informados sobre las medidas que se están tomando en la institución para resolver el caso.
  • Observar en casa si existen algunos cambios en la conducta o en alimentación, y de ser necesario respaldarse con ayuda profesional.

 

 

Declaración Institucional por el Día Mundial contra el Bullying

 

 

Los Grupos Parlamentarios del Senado han aprobado hoy la siguiente declaración institucional con motivo del Día Mundial contra el Bullying: El día 2 de mayo es el día mundial contra el acoso escolar, un grave problema que afecta a millones de escolares de Educación Primaria y Educación Secundaria en todo el mundo y que causa al menos 200 muertes en forma directa cada año.

 

Esta iniciativa, nacida en el año 2013 a partir de la presentación de la ONG Bullying Sin Fronteras, es aprobada por la UNESCO en 2013, con el fin de ayudar a la concienciación de este problema.

 

Entre las situaciones de violencia encontramos el acoso entre iguales, refiriéndonos así al conjunto de comportamientos físicos y/o verbales de un niño o niña o grupo de niñas y niños, de una manera hostil y abusando de un poder dirigido contra un compañero o compañera de forma repetitiva y durante mucho tiempo, con la intención implícita o explícita de hacerle daño. No se trata ni de bromas, ni de conductas aisladas, sino de relaciones abusivas y violentas.

 

La interacción con los compañeros y compañeras contribuye en gran manera al desarrollo socio cognitivo de los niños y niñas, pero hay cierto tipo de relaciones que pueden tener

 

Convención como la Constitución Española en su artículo 10, exponen que se tenga en cuenta la dignidad de la persona así como preservación del libre desarrollo de su personalidad.

 

El Senado no puede obviar el aspecto social de esta cuestión y respetando las competencias de las CCAA y apoyando las iniciativas de las mismas, considera prioritario incidir en programas socioeducativos en los ámbitos educativos formales y no formales orientados a:

 

  • proporcionar herramientas y apoyo a las personas acosadas y acosadoras con la finalidad de erradicar los comportamientos abusivos y violentos desde el entorno social y emocional en que viven.
  • establecer líneas de apoyo a las familias y a los diferentes agentes que trabajan contra la violencia en las aulas
  • implantar programas de prevención en los centros educativos .

 

El Senado manifiesta el rechazo total a todo tipo de acoso escolar hacia aquellos niños y niñas con identidades y expresiones sexuales y de género diversas, origen, credo o apariencia, y considera que no se pueden tolerar bajo ningún concepto este tipo de actos, ya que son totalmente inaceptables y atentan contra los derechos fundamentales de las personas y que, por lo tanto, se han de prevenir y eliminar contundentemente con celeridad y firmeza.

 

Es por todo ello que el Senado, respetando las competencias de las CCAA y apoyando las diversas iniciativas de las mismas, solicita impulsar programas de mediación escolar integrales con carácter preventivo para impulsar de forma enérgica el plan de convivencia escolar.

 

Palacio del Senado, 25 de abril de 2017

 

 

Edgardo Néstor De Vincenzi, presidente de la Confederación Mundial de Educación (Comed), señaló en una nota enviada a Télam que «a fines de 2019, la organización ‘Bullying Sin Fronteras’ dio estadísticas de las aulas de colegios primarios y secundarios, públicos y privados, de la Argentina, y estableció un crecimiento del 30% de casos respecto de 2018».

 

«Casi la mitad de ellos se produjeron en escuelas de los grandes centros urbanos: provincia de Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe, Córdoba y Mendoza».

 

De Vincenzi, que también es presidente de la Federación de Asociaciones Educativas de América Latina y el Caribe (Faela), insistió en subrayar que es la familia la que tiene un rol central en esta problemática.

 

«El bullying no se trata de algo de ricos o pobres, se trata de los valores que se cultivan en el seno familiar. Es decir que, en este problema creciente, la esencia y el gen, están en la familia»,

 

«en la lucha contra el bullying, la familia, la escuela, la sociedad y el Estado conforman un todo, en donde cada una de estas partes se encadena y retroalimenta. No hay que mirar para otro lado.

 

 «el bullying es un enemigo silencioso que se nutre de tres venenos: la soledad, la tristeza, el miedo» y «entre las acciones de acoso escolar puede identificarse: el ciberacoso, el bloqueo social, hostigamiento, manipulación, coacciones, intimidación, agresiones, amenazas, acoso escolar homofóbico, entre otras».

 

«El acoso empieza entre dos personas y sus consecuencias se van extendiendo hasta alcanzar a toda la comunidad. Por eso, aunque a cada persona pueda afectarle de una manera diferente, a la larga toda la sociedad sufre las consecuencias». 

Javier Miglino, fundador de Bullying Sin Fronteras

 

Unicef abordó una serie de claves para anticiparse al acoso escolar, estructuradas en cuatro apartados: entender la realidad de nuestros hijos e hijas, conectar con ellos y ellas de forma natural, prevenir y estar pendiente de las señales y saber detectarlas, y actuar.

 

 

Estadísticas de Bullying en América Latina. Primer Estudio Internacional (2018)

 

 

Según la definición consensuada entre la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) y la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, el bullying o acoso escolar es toda intimidación o agresión física, psicológica o sexual contra una persona en edad escolar en forma reiterada de manera tal que causa daño, temor y/o tristeza en la víctima o en un grupo de víctimas.

 

Según el Primer Estudio Internacional de Acoso Escolar o Bullying, llevado adelante por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras en 18 países del Continente, siete de cada 10 niños en América Latina son víctimas de este asedio que comienza a veces con un simple abucheo y termina en no pocas ocasiones con un desenlace fatal.

 

De manera física o mental, un niño o un grupo de ellos la emprenden con otro que casi siempre es menor, inseguro e incapaz de defenderse.

 

Llegan a la casa con objetos rotos, reaccionan llorando o alejándose frente a situaciones de conflicto, son algunos de los síntomas que caracterizan a estos infantes.

 

En América Latina “el 70 por ciento de los niños son directa o indirectamente afectados por el acoso en la escuela, niños que han sido acosados o han sido testigos del acoso», Dr. Javier Miglino, experto en Asuntos de Derechos Humanos y Protección de la Niñez y Fundador de Bullying Sin Fronteras.

 

 

El ciberbullying o ciberacoso

 

No se ha encontrado aún la forma de frenar el ciberacoso en las redes sociales, que se da en especial en Facebook, Twitter e Instagram.

 

Las cifras divulgadas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica en 2017 nos aportan un grave indicio: 78 por ciento de los estudiantes entrevistados dicen ser acosados mental, verbal o psicológicamente y se calcula que más de dos millones de niños y adolescentes faltan a diario a la escuela por temor a ser acosados.

 

 

El informe de UNICEF: Ocultos a plena luz”.

 

 

El estudio muestra el impactante alcance del abuso físico, sexual y emocional que sufren niños y niñas de todo el mundo, y revela las actitudes que perpetúan y justifican la violencia, manteniéndola “oculta a plena luz”.

 

“Se trata de datos incómodos que ningún gobierno ni ningún padre querrán ver”.

 

“A menos que nos enfrentemos a la realidad que cada una de estas estadísticas representa, la vida de un niño al que se le priva el derecho a una infancia segura y protegida, nunca vamos a cambiar la mentalidad de que la violencia contra los niños es normal y admisible. No es ninguna de las dos cosas”.

Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF

 

 

120 millones de niñas han sufrido abuso sexual

 

 

El informe Ocultos a plena luz se basa en datos de 190 países y documenta la violencia que se produce en lugares donde los niños deberían estar seguros: sus comunidades, sus escuelas y sus hogares.

 

En la publicación se detallan los efectos a largo plazo de la violencia, que a menudo se transmiten de generación en generación, y se llega a la conclusión de que los niños expuestos tienen más probabilidades de ser desempleados, de vivir en la pobreza y de mantener una actitud violenta hacia los demás.

 

 

Durante la pandemia fueron más de 20 mil casos de ciberbullying

 

Las clases virtuales resultan el punto de partida para el acoso posterior que padecen las víctimas.

 

El fenómeno se repite en todo el mundo, y en Argentina la cifra mantiene en alerta a las autoridades

 

«Las nuevas tecnologías como las tablets o los teléfonos inteligentes permiten manejar las redes sociales a su antojo, a los acosadores y las empresas como Twitter, Facebook o Instagram hacen muy poco al respecto.

 

Es que los niños y adolescentes están pasando más tiempo frente a las pantallas y eso permite que un niño en México DF pueda hostigar a un compañero de clases, que no puede contactar de otro modo, en la más absoluta impunidad».

 

«Como los niños y los adolescentes tienen sus propios códigos de comportamiento, no siempre resulta sencillo enterarse de la situación de hostigamiento, lo que en general hace que cuando los padres toman nota de la situación, la víctima ya ha padecido un auténtico calvario» Miglino.

 

 

Bullying o acoso es un vocablo de origen anglosajón acuñado por el noruego Dan Olwes en 1973 para definir el comportamiento de los que maltratan sistemáticamente a otro mediante abuso de fuerza, de autoridad o de superioridad social o intelectual.

 

El término inglés deriva de “bully”, que significa “abusón o matón”.

 

«Si el bullying y el ciberbullying no descansan nunca, aquellos que salimos a defender a los niños y adolescentes que lo padecen, tampoco descansaremos.

 

Y si el bullying y el ciberbullying atacan, dañan y matan en todas partes, crearemos una ONG que se llamará Bullying Sin Fronteras; para que todos sepan que así como el daño puede llegar desde caulquier parte, la ayuda también tampoco será limitada por fronteras o husos horarios.

 

Aquellos que lastiman y dañan y que encubren el daño, sabrán entonces que no descansaremos hasta que el acoso escolar y el acoso cibernético sean derrotados en América, Europa, Asia, Africa y Oceanía.

 

En un importante establecimiento educativo de fama mundial y en el más modesta escuela en el confín de la Tierra».

Carta de Presentación. Mayo dos de 2007.

Javier Miglino. Equipo Multidisciplinario Internacional.

 

 

 

Te puede interesar;

🔹 Día Mundial contra la Depresión

🔹 Día de los Niños Inocentes Víctimas de Agresión

 

 

Referencias;

  • lanacion.com.ar/sociedad/por-que-hoy-es-el-dia-del-bullying-nid2130774/
  • cadenanueve.com/2020/05/02/dia-internacional-contra-el-acoso-escolar/
  • pdabullying.com/es/resource/bullying-sin-fronteras-world-bullying-day-may-2nd
  • inoaedu.com/2-de-mayo-dia-mundial-de-lucha-contra-el-bullying/
  • telam.com.ar/notas/202005/458970-acoso-escolar-chicos-abuso.html
  • bullyingsinfronteras.blogspot.com/2018/02/estadisticas-de-bullying-en-america.html
  • unicef.es/noticia/violencia-contra-los-ninos-nuevo-informe-ocultos-plena-luz
  • diariopopular.com.ar/edicionimpresa/en-pandemia-ya-son-mas-20-mil-casos-ciberbullying-n488606
  • bullyingsinfronteras.blogspot.com/2018/10/el-bullying-la-epidemia-del-siglo-21-javier-miglino.html
  • cnnespanol.cnn.com/video/cnnee-cafe-intvw-javier-miglino-argentina-el-bullying-en-el-mundo/
error: Content is protected !!