Día Internacional del Ajedrez – 20 de julio

Día Internacional del Ajedrez – 20 de julio

 

 

El Día internacional del ajedrez se celebra anualmente el 20 de julio, conmemorando el día en que se fundó la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) en 1924.

La idea de celebrar este día como el día internacional del ajedrez fue propuesta por la UNESCO y ha sido celebrada desde el año 1966, después de que fue establecido por la FIDE. La FIDE, que tiene 181 federaciones de ajedrez como miembros, organiza eventos y competencias de ajedrez en todo el mundo en este día.

En 2013, el día internacional de ajedrez se celebró en 178 países, según el Presidente de la FIDE, Kirsan Ilyumzhinov.

Este día es celebrado por muchos de los 605 millones de jugadores regulares de ajedrez de todo el mundo.

En 2012, una encuesta de Yougov mostró que «un sorprendentemente estable 70%» de la población adulta ha jugado ajedrez en algún momento de sus vidas»

Esta estadística es aproximadamente la misma en países tan diversos como Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Rusia e India.

 

El ajedrez es un juego entre dos contrincantes en el que cada uno dispone al inicio de 16 piezas móviles que se colocan sobre un tablero, dividido en 64 casillas o escaques​

En su versión de competición, está considerado como un deporte, aunque en la actualidad tiene claramente una dimensión social, educativa y terapéutica, también.

Se juega sobre un tablero cuadriculado de 8×8 casillas (llamadas escaques), alternadas en colores blanco y negro, que constituyen las 64 posibles posiciones de las piezas para el desarrollo del juego.

Al principio del juego cada jugador tiene dieciséis piezas: un rey, una dama, dos alfiles, dos caballos, dos torres y ocho peones.

 

Se trata de un juego de estrategia en el que el objetivo es «derrocar» al rey del oponente.

Esto se hace amenazando la casilla que ocupa el rey con alguna de las piezas propias sin que el otro jugador pueda proteger a su rey interponiendo una pieza entre su rey y la pieza que lo amenaza, mover su rey a un escaque libre o capturar a la pieza que lo está amenazando, lo que trae como resultado el jaque mate y el fin de la partida.

Este deporte, tal como se conoce actualmente, surgió en Europa durante el siglo XV, como evolución del juego persa shatranj, que a su vez surgió a partir del más antiguo chaturanga, que se practicaba en la India en el siglo VI.

La tradición de organizar competiciones de ajedrez empezó en el siglo XVI.

El primer campeonato oficial del mundo de ajedrez se organizó en 1886.

 

 

El ajedrez está considerado por el Comité Olímpico Internacional como un deporte, y las competiciones internacionales están reguladas por la FIDE.

Los jugadores compiten a nivel individual en diferentes torneos, aunque también existen competiciones por equipos, siendo una de las más importantes las Olimpiadas de ajedrez.

El predecesor de todos los juegos de la familia del ajedrez, es decir, no solo del ajedrez europeo sino también del xiangqishōgijanggi, o el makruk, surgió presumiblemente en la India septentrional como juego para cuatro. Este ajedrez primitivo se conocería como chaturanga en Persia y tras la conquista por los árabes continuaría desarrollándose siguiendo las expansiones islámicas.

Los árabes conquistaron entre los años 632 y 651 el imperio Sasánida.

Durante ese tiempo entraron en contacto con el ajedrez. Por ellos llegó el juego, que solo por adaptación fonética se llama shatranj, a su primera época de gran esplendor.

 

Como ajedrecistas de élite se nombra al-Adli (ca. 800-870), quien compuso el primer manual de ajedrez. Le siguen ar-Razi (ca. 825-860), Mawardi (en 900), as-Suli (880-946) y al-Lajlaj (en 970). Importantes fuentes literarias les debemos a Firdausi y a al-Mas’udi.

Se desarrolló mediante una rica colección de aperturas (Tabjien) y situaciones finales (Mansuben).

Un elemento clave del shatranj son el planteamiento y la resolución de problemas.

Los árabes contribuyeron decisivamente a su expansión.

El juego entró en Europa a través de varios caminos. Uno de los primeros contactos se produjo a través del Imperio bizantino, especialmente en Constantinopla.

El ajedrez bizantino o zatrikion, se distingue sin embargo del shatranj. Los varegos trajeron el juego de Constantinopla (Miklagard, para ellos) a Rusia, donde desde comienzos del siglo VIII comenzó a jugarse.

A través de los árabes llegó el ajedrez en el siglo IX a España.

 

El texto europeo más antiguo, en el que se contienen las reglas del juego, es un libro del alto medioevo, titulado Versus de Scachis escrito en versos latinos por un compositor anónimo del siglo X.

Procede probablemente de entre los años 900 y 950 y de Italia septentrional.​

Del siglo duodécimo procede un poemario compuesto en hebreo por el filósofo sefardí Abraham ibn Ezra (1089-1164).

En el siglo XIII se compuso bajo el patrocinio del rey Alfonso X un famoso manuscrito titulado Libro de los juegos y que trata sobre ajedrez, tablas reales (hoy backgammon) y dados.

Una partida de ajedrez se disputa entre dos jugadores; cada uno posee 16 piezas, siendo las de un jugador de color claro, llamadas blancas, y las de su oponente de color oscuro, llamadas negras.

Las piezas se mueven sobre un tablero de ajedrez cuadrado de 8×8 = 64 escaques o casillas también cuadradas, alternando colores claro y oscuro (32 y 32). Las piezas de cada jugador al principio de la partida son:

 

PIEZAS

BLANCAS

NEGRAS

DESCRIPCIÓN

Un rey
Una dama, también conocida popularmente como reina​
Dos alfiles
Dos caballos
Dos torres, también conocidas como roques
Ocho peones

 

Piezas del juego

 

Para diferenciar un bando de otro, las piezas de un jugador son de color distinto, uno dirige las claras, llamadas «las blancas», y el otro las de color oscuro, llamadas «las negras».

 

Cada jugador dispone de 16 trebejos (piezas) de seis tipos distintos, de los cuales cada jugador tiene: ocho peones, dos torres, dos caballos, dos alfiles, una dama y un rey. Cada pieza se mueve en el tablero de forma diferente:​

  • El rey se puede mover en cualquier dirección (vertical, horizontal y diagonales) avanzando o retrocediendo una sola casilla (excepto en el enroque, en el cual se mueve dos casillas).
  • La reina dama también se puede mover en cualquier dirección (vertical, horizontal y diagonales) avanzando o retrocediendo en el tablero el número de casillas que se desee, hasta topar con otra pieza o el borde del tablero.
  • El alfil solo se puede mover en dirección diagonal, tantas casillas como se desee.
  • La torre solo se puede mover en las direcciones verticales y horizontales, no en diagonal, las casillas que se desee.
  • El caballo, según la definición oficial, se puede mover a la casilla más cercana que no se encuentre en su propia fila, columna o diagonal, aunque para simplificar se dice que se mueve avanzando dos casillas en vertical y una en horizontal, o viceversa, realizando un movimiento de ‘L’, siendo la única pieza que puede saltar por encima de las demás piezas.
  • El peón puede avanzar una o dos casillas en dirección vertical en su primer movimiento, después de adelantado por primera vez solo puede avanzar una casilla, a diferencia del resto de piezas no puede ir hacia atrás y no puede capturar las piezas contrarias que se encuentran en la misma dirección en la que se mueve, solo podrá hacerlo si se encuentran a una casilla en diagonal respecto a él (excepto en la toma de peón al paso).

 

 

Referencias;

  • fide.com/
error: Content is protected !!