Día Mundial del Pescador

Día Mundial del Pescador

 

El 26 de nero se celebra el Día Mundial del Pescador.

 

El día Mundial del Pescador es una fecha para recordar y agradecer a todos aquellos que se dedican a esta milenaria profesión.

 

El Día Mundial del Pescador, una fecha establecida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para reconocer la contribución de los pescadores de todo el mundo a la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

 

Los pescadores desempeñan un papel fundamental en el suministro de alimentos nutritivos y proteína animal a millones de personas en todo el mundo.

Según cifras de la FAO, en 2022 se capturaron casi 96 millones de toneladas de pescado, lo que representa más del 20% de la proteína animal consumida por los seres humanos.

 

Además de su contribución a la seguridad alimentaria, la pesca genera importantes beneficios económicos y sociales.

Se estima que 59,5 millones de personas trabajan en el sector pesquero, la mayoría de ellas como pescadores.

 

La pesca también genera ingresos de exportación en muchos países en desarrollo.

A pesar de su importancia, la pesca es un sector con importantes desafíos, como el cambio climático, la contaminación y la sobrepesca.

 

La FAO trabaja para abordar estas cuestiones y ayudar a los países a adoptar prácticas pesqueras sostenibles que protejan los recursos marinos a largo plazo.

En este Día Mundial del Pescador, celebremos y agradezcamos a los pescadores su contribución.

 

Es importante que sigamos trabajando para garantizar un sector pesquero sostenible, lo que permitirá a las generaciones futuras disfrutar del mar y sus recursos.

La pesca es vital para nuestro futuro. Protejámosla.

 

A menudo ignoramos u olvidamos el gran esfuerzo y sacrificio que conlleva el oficio de pescador.

Detrás de cada pescado o marisco que llega a nuestra mesa hay historias de familias que dependen de lo que saquen del mar cada día para poder subsistir.

 

Son personas que se enfrentan a inclemencias meteorológicas, horarios extenuantes y jornadas agotadoras en alta mar con el único objetivo de conseguir el sustento diario.

Los pescadores artesanales en pequeñas embarcaciones y con equipos muy básicos trabajan de sol a sol por unos ingresos muy modestos que apenas les permiten cubrir sus necesidades básicas.

 

En muchos casos, se ven obligados a permanecer varios días fuera de casa, soportando penurias y privaciones en condiciones poco dignas.

Su duro trabajo, sumado a la inestabilidad de los recursos pesqueros, hace de la pesca una actividad muy precaria y arriesgada.

 

En este día mundial del pescador es oportuno reflexionar sobre las tremendas dificultades a las que se enfrentan quienes se dedican a esta actividad tan importante para la humanidad.

Mostrarles nuestra solidaridad, comprensión y apoyo. Y valorar enormemente cada pescado o marisco que llega a nuestras mesas, conociendo el gran esfuerzo y sacrificio que hay detrás.

 

Honrar a estos héroes anónimos que día a día luchan por llevar el alimento a sus familias y comunidades.

 

¡Gracias a todos los pescadores por su incansable labor!

 

 

error: Content is protected !!